Tres, tres, gris

Añadirle color al modo como te vistes marca una diferencia positiva, pero abusar de eso, es un error. La solución siempre es encontrar prendas que logren balance. Y si hablamos del lado sobrio de este balance, entre azules y negros, siempre escojo el gris.

Aquí tres prendas que encontré: Camisa, pantalon y chaleco. Que NO están listas para ser usadas juntas pero funcionan por separado.

      

Estos hallazgos provienen de Asos.com, prendas (algunas de muy bajo costo) que pueden estar en la puerta de casa SIN RECARGO DE DELIVERY. Una zapatilla te puede costar menos que una pizza. Lo malo es que no llegan en treinta minutos, sino en 30 días.

2 pensamientos en “Tres, tres, gris

  1. Pingback: En Lima, la gris (mis chompas) | LLENTELMAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s